AIReF lo pinta todo de negro y prevé una deuda de hasta el 120% del PIB

0
104

La presidenta de la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (AIReF), Cristina Herrero, ha indicado este lunes que el organismo augura una contracción económica este año de «magnitud desconocida» y una recuperación «incompleta» en 2021, lo que conducirá a un intenso deterioro del saldo fiscal, pudiendo alcanzar la deuda pública entre el 115% y el 120% del PIB este año.

   Por ello, cree que será necesaria una «fuerte consolidación fiscal» mantenida en un horizonte de largo plazo, así como mayor calidad insitucional y altura de miras para afrontar la situación.

   Así lo ha señalado durante su participación en la clausura del Programa de Gobernanza del Sector Público organizado por Esade, en la que ha repasado el ejercicio de análisis macroeconómico y fiscal a dos años llevado a cabo por la AIReF en la situación «extraordinaria y sin precedentes» actual, marcada por la incertidumbre económica e institucional.

   En cualquiera de los escenarios de la institución, ha indicado que se observa una contracción de la actividad en 2020 de «magnitud desconocida» y una recuperación que, en estos momentos, se ve «incompleta», al tiempo que llevan a un importante aumento de gastos, una reducción de ingresos y unos niveles de deuda y déficit muy elevados, lo que supone un intenso deterioro del saldo fiscal en 2020, con una recuperación «limitada» para 2021.

   Esto se refleja en la deuda, que podría situarse entre el 115 y el 120% del PIB en 2020, ha apuntado Herrero, quien ha señalado que exigirá una «fuerte consolidación fiscal» que además habrá de mantenerse en un horizonte de largo plazo.

  MEJORAR LA CALIDAD INSTITUCIONAL

   En este contexto, ha resaltado la necesidad de identificar los desequilibrios existentes, que ya acumulaba España antes de la Covid-19, y definir una estrategia de salida a medio y largo plazo, en la que la gobernanza debe jugar un papel central.

   Para mejorar la calidad de las instituciones, cree clave superar el cortoplacismo y adquirir un enfoque de medio plazo; basar las políticas públicas en la evidencia empírica a partir de la evaluación; y fomentar la transparencia y la rendición de cuentas como principios que deben guiar todas las actuaciones.

   En concreto, Herrero ha señalado que, aunque no es fácil planificar en estos momentos, la incertidumbre no puede ser excusa para este ejercicio de estrategia y previsión de medio plazo, que debe impulsar la actividad a corto plazo, pero también sentar las bases para un potente crecimiento económico futuro, inclusivo y sostenible.

   Además, considera que debe contar con todos los niveles de las administraciones públicas para asegurar una adecuada coordinación y corresponsabilidad y debe incluir un calendario tentativo para el cumplimiento de hitos.

   Sobre la evaluación de políticas públicas, ha hecho hincapié en que ahora «más que nunca» debe acompañar al diseño y seguimiento de las políticas públicas para compatibilizar las necesarias medidas a corto plazo con una planificación a más medio plazo.

   A su juicio, las evaluaciones facilitan elementos de análisis para una respuesta sosegada y fundamentada. La AIReF, de hecho, ha indicado que quiere extender la cultura de la evaluación, para lo que ve necesario garantizar el acceso a datos administrativos de calidad.

   Finalmente, ha destacado la importancia de la transparencia y la rendición de cuentas como otro de los pilares de todo Estado que pretenda tener unas instituciones de calidad. Según Herrero, la transparencia es fundamental para mantener la confianza en las instituciones públicas y recuperar la confianza será parte de la estrategia de salida para ofrecer certidumbre económica y sanitaria.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here