Más de seis de cada diez empresarios españoles abogan por bajar los impuestos para estimular la recuperación

0
93

Aumenta el optimismo y ahora el 56% de las empresas espera una reducción en las ventas, frente al 77% que así lo pensaba en abril

   Un 65% de los empresarios españoles considera que la prioridad que el Gobierno debería marcarse para estimular la recuperación económica tras el impacto que ha provocado la pandemia de coronavirus en el país debería ser una disminución de la presión fiscal.

   Así se desprende del cuarto sondeo del informe `La empresa española ante el Covid-19`, elaborado de forma conjunta por la firma de servicios profesionales KPMG y la Confederación Española de Organizaciones Empresariales (CEOE), que recoge las respuestas de 681 directivos y empresarios españoles de 25 sectores a una encuesta llevada a cabo entre el 15 y el 22 de junio.

   Además de que más de seis de cada diez encuestados aboga por bajar impuestos, un 56% también señala como prioridad mejorar la eficacia del gasto público y, cerca de la mitad de los empresarios destaca que hay que garantizar la liquidez de las empresas.

   También dentro del ámbito de la Unión Europea, la inmensa mayoría de los empresarios, el 92%, es partidario de avanzar en la armonización y comparabilidad de la información financiera y no financiera de las empresas entre los diferentes países, mientras que, un 63% se muestra totalmente de acuerdo.

   Asimismo, entre las medidas necesarias para cambiar el modelo productivo en España, el 65% señala la necesidad de incrementar la inversión en I+D y, el 51% considera necesario reformar el sistema educativo. En cuanto a las palancas para incrementar la competitividad, los empresarios destacan el aumento de la productividad (58%), la inversión (56%) y la formación de empleados (45%).

  MEJORAN LAS PERSPECTIVAS

   A pesar de que el 62% de los empresarios encuestados no espera recuperar los niveles de facturación previos a la crisis antes de 2022, ha crecido el optimismo en el mundo empresarial, ya que ahora un 56% prevé una reducción en la facturación en los próximos 12 meses, en contraste con el 77% que así lo esperaba en abril.

   En esta línea, el 28% de los directivos considera que conseguirán recuperar el volumen de ventas en los próximos 12 meses, mientras que un 10% asegura que su facturación no se ha visto afectada por la pandemia.

   Además, el porcentaje de empresarios que prevé reducir el número de trabajadores se sitúa ahora en el 39%, 12 puntos porcentuales menos respecto al sondeo de abril, y, un 48%, afirma que no variará su plantilla, frente al 41% que daba esta respuesta hace dos meses.

   Las expectativas de inversión también han mejorado, ya que el número de directivos que considera que reducirá sus inversiones en 2020 pasa del 64% en el último sondeo al 45% de ahora.

   «Los próximos meses serán claves para el futuro de las empresas, 6 de cada 10 aplicarán reestructuraciones operativas, aunque también pondrán el foco en la transformación digital, dado que el canal digital seguirá siendo el que experimente mayores crecimientos a futuro», señala el presidente de KPMG en España, Hilario Albarracín.

   Por su parte, el presidente de CEOE, Antonio Garamendi, considera que la confianza es «fundamental» para el desarrollo de la actividad empresarial en España y destaca que son las empresas las que crean riqueza y empleo en el país y que necesitan de esa confianza para continuar manteniendo su actividad y ser capaces de salir de esta crisis.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here