Von der Leyen urge a los líderes a avanzar en el plan anticrisis: «No podemos permitirnos ningún retraso»

0
105

La presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, ha pedido a los líderes a aprovechar la cumbre telemática de este viernes para avanzar hacia un acuerdo sobre el plan de recuperación económica y les ha advertido de que es urgente alcanzar un pacto lo antes posible: «No podemos permitirnos ningún retraso».

   La reunión por videoconferencia de los jefes de Estado y de Gobierno ha comenzado puntual a las 10.00 horas y la alemana ha lanzado un mensaje grabado en las redes sociales en las que ha defendido que la propuesta del Ejecutivo comunitario para crear un fondo de 750.000 millones es «ambiciosa y equilibrada».

   «Junto con el presupuesto a largo plazo (MFF) supone un enorme estímulo de 1,85 billones. No solo ayuda a los países más golpeados por el virus, sino también a aquellos cuyas economías han sido golpeadas indirectamente por el confinamiento», ha subrayado la presidenta de la Comisión.

   En su opinión, la UE «debe ahora invertir y hacer reformas para salir de la crisis». El fondo de reconstrucción, ha continuado, está pensado para «apoyar que la recuperación de Europa sea resiliente, sostenible y digital»: «En otras palabras, ayudará a Europa a modernizarse».

   «Es una oportunidad que no podemos permitirnos perder. Quiero una Europa mejor preparada para superar tormentas y dar un hogar seguir a las futuras generaciones. Espero el debate de hoy convencida de que, para tener éxito, debemos centrarnos en el marco común, no podemos permitirnos ningún retraso», ha avisado.

   En una línea similar, el presidente del Consejo europeo, Charles Michel, ha remarcado la «responsabilidad colectiva» que tienen ahora los jefes de Estado y de Gobierno para consensuar un paquete de estímulo económico. «Ahora es el momento de comprometerse», ha apuntado en Twitter.

   Los líderes de la UE mantienen este viernes una primera toma de contacto sobre el plan de recuperación y el presupuesto comunitario de los próximos siete años en una sesión de la que no se espera acuerdo. Se asume, por contra, que será necesaria al menos una cumbre más en julio para lograr el pacto, que necesita el visto bueno de todas las capitales.

   El bloque sigue estando dividido entre un Norte (Suecia, Austria, Dinamarca y Países Bajos) que busca reducir el tamaño global del fondo de reconstrucción, aumentar la proporción de préstamos en detrimento de las transferencias directas, cambiar la clave de reparto y reducir su duración y un bloque más amplio liderado por Francia, Alemania, España e Italia, más cercanos al planteamiento original de Bruselas.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here