Viesgo orienta sus inversiones hacia reactivación económica, seguridad de suministro y sostenibilidad

0
124

Viesgo ha orientado sus inversiones hacia la reactivación económica, la seguridad de suministro y la sostenibilidad, informó la compañía, que es la cuarta mayor operadora de distribución de energía en España.

   En concreto, el grupo centra su actividad alrededor de un nuevo propósito: «Energía para el mundo que queremos», aspiración que define su apuesta por la sostenibilidad y por generar un impacto positivo en las personas.

   En ese sentido, la compañía trabaja para minimizar el impacto de su actividad en las áreas en las que opera, apostando por el uso sostenible de los recursos naturales, la protección de la biodiversidad y la reducción de emisiones dirigidas a prevenir el cambio climático.

   El presidente de Viesgo, Miguel Antoñanzas, destacó que en la compañía son «plenamente conscientes de los retos que debe afrontar el sector energético, especialmente en el momento actual, en el que es necesario que las empresas contribuyan a impulsar la economía y a construir sistemas más modernos, resilientes y sostenibles».

   La sostenibilidad es para Viesgo un valor asentado e integrado en todos los procesos de negocio. Así, su estrategia se centra en el impulso de la digitalización y la innovación para contribuir al desarrollo de un sistema eléctrico descarbonizado para 2050 y a la consecución de los objetivos de la transición energética a través de una generación flexible y eficiente, muy centrada en sus redes inteligentes y en las energías renovables.

   Dentro de la consideración de la energía como un recurso esencial y pilar fundamental para el desarrollo económico, el bienestar y como elemento clave en la sostenibilidad medioambiental, Antoñanzas destacó que las inversiones del grupo forman parte del plan de la compañía «para ser más resiliente y, a través del incremento de la digitalización de la actividad y de las redes inteligentes, lograr ser más eficientes y garantizar la calidad de suministro a nuestros clientes».

   El grupo estima que esta resiliencia aumentará la capacidad de la compañía de anticipar, adaptarse y reducir la magnitud de incidencias ocasionadas por fenómenos meteorológicos adversos extremos, causados por el cambio climático.

  INVERSIONES DE CERCA DE 230 MILLONES EN SU RED DE DISTRIBUCIÓN.

   En este sentido, Viesgo tiene el compromiso de inversión en infraestructuras, palanca clave para la electrificación de la economía. La compañía tiene previstas inversiones en su red de distribución en Cantabria, Asturias, Lugo y norte de Palencia y Burgos para el período 2021-2023 de cerca de 230 millones de euros.

   Estas inversiones, que tienen como misión contribuir de forma significativa al gran reto de la descarbonización y a la adaptación de las necesidades del nuevo modelo energético, ponen el foco en las tecnologías digitales.

   Estas serán fundamentales para conectar las nuevas formas de generación de energía eléctrica con los nuevos modelos de consumidores que están apareciendo. El autoconsumo, la generación distribuida, el almacenamiento de energía y los nuevos sistemas de gestión de demanda necesitarán un fuerte esfuerzo digital al que Viesgo quiere así anticiparse.

   De hecho, gracias a la apuesta de la compañía por la innovación y la digitalización de actividades y procesos, la energética ha estado preparada y ha podido hacer frente a la actual situación de pandemia, garantizando el suministro eléctrico y ofreciendo su servicio esencial sin incidencias, aunque la forma de trabajar haya cambiado, priorizándose el teletrabajo y realizándose numerosas actividades de forma no presencial, como aconsejan las autoridades.

  UN ACTOR RELEVANTE EN LA LUCHA CONTRA EL CAMBIO CLIMÁTICO.

   Además, el sector energético, y en particular el eléctrico, juegan un papel clave en los objetivos de desarrollo sostenible y la lucha contra el cambio climático. El reto es enorme, pues cada región y país avanza a distinta velocidad en sus respectivas transiciones energéticas y se enfrenta a retos distintos para alcanzar los objetivos. En este sentido, Viesgo quiere ser un actor relevante en este proceso.

   Los recientes acuerdos han elevado la ambición de los objetivos climáticos, colocando la sostenibilidad medioambiental en el centro de las políticas europeas.

   Para ello, Viesgo quiere contribuir a través de sus infraestructuras a la reactivación de la economía y a la mejora nuestra calidad de vida, apoyando activamente los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la Agenda 2030 fijada por la Organización de las Naciones Unidas.

   Por ello, el Objetivo de Desarrollo Sostenible número 13, \’Acción por el clima\’, se erige como uno de los principales retos en los que la compañía trabaja.

   En este sentido, sus actuaciones en materia medioambiental han sido reconocidas en el último ranking de evaluación de infraestructuras y sostenibilidad de la Agencia Internacional de Infraestructuras GRESB, donde Viesgo se posiciona como líder y se sitúa en el \’top 5\’ de las compañías de infraestructuras más sostenibles de Europa y entre las 12 más sostenibles del mundo.

  PROTECCIÓN DE LA BIODIVERSIDAD.

   Por otra parte, no de los pilares fundamentales de Viesgo en materia medioambiental es la protección de la biodiversidad, con el objetivo de garantizar la conservación de las especies y de los ecosistemas.

   Para ello, el grupo cuenta con un plan de actuaciones para el periodo 2018-2028 en sus redes de distribución eléctrica y parques eólicos. En concreto, destinará cerca de ocho millones de euros para la adecuación de cerca 2.582 kilómetros de la red eléctrica en Cantabria, Castilla y León, Asturias y Galicia.

   Este plan se dirige especialmente a la instalación de dispositivos antielectrocución y dispositivos anticolisión o antiposada en las líneas eléctricas de la compañía, en especial aquellas que cuentan con una mayor presencia de aves.

   A ello, se suma el desarrollo de un proyecto de monitorización, en los parques eólicos de la compañía, que cuenta con radares portátiles vía satélite para detectar y seguir a las aves durante el periodo migratorio de agosto y noviembre. Esos datos obtenidos han permitido establecer paradas programadas en las turbinas y mecanismos de paradas inmediatas protegiendo así a las aves en sus vuelos.

   Viesgo también se unió el pasado año a una alianza de ONGs ambientales y sociales y a la Consejería de Medio Rural, Pesca y Alimentación del Gobierno de Cantabria para la realización del proyecto LIFE+ \’Stop Cortaderia\’. La finalidad de esta iniciativa es eliminar los plumeros en los espacios costeros de la Red Natura 2000 de Cantabria y la contención de la expansión de esta planta invasora hacia el interior de la región, incluyendo iniciativas para extender la lucha contra el plumero a lo largo del Arco Atlántico, desde el norte de Portugal hasta el sur de Francia.

   Viesgo ha aportado 18.000 euros para colaborar en las 20 acciones que se desarrollan a lo largo de cuatro años, hasta el 30 de septiembre de 2022, divididas en cuatro bloques: acciones preparatorias y estudios previos, acciones directas de eliminación y control, monitorización y labores de difusión y sensibilización. Se trata además de un proyecto que busca la inclusión social.

  OTRAS ACCIONES.

   Por otra parte, para hacer patente el uso eficiente de los recursos de la compañía, tal y como marca la Comisión Europea en su \’Estrategia europea de crecimiento 2020\’ y en la iniciativa \’Hoja de ruta hacia una Europa Eficiente en el uso de los recursos\’, Viesgo cuenta con un plan de economía circular.

   Asimismo, la compañía también cuenta con un plan de movilidad eléctrica sostenible que está centrado en tres líneas de actuación: análisis de la flota de vehículos, sustitución de todos los vehículos posibles por otros con versión eléctrica e híbrida enchufable y la instalación de 47 nuevos puntos de recarga en los distintos centros de trabajo de la empresa, que se suman a los 25 ya existentes.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here