Renfe levanta 320 millones de financiación del BEI para su plan de compra de trenes de Cercanías

0
186

Renfe ha logrado financiación por importe de 320 millones de euros del Banco Europeo de Inversiones (BEI) para ayudar a costear el plan de compra de nuevos trenes de Cercanías que la compañía ferroviaria tiene en marcha desde el pasado año, antes por tanto de la crisis.

   La entidad bancaria pública europea ha aprobado ya conceder a la compañía ferroviaria el préstamo, que se firmará «próximamente», según informaron a Europa Press en fuentes del sector.

   La nueva financiación de Renfe con el BEI se rubricará a un plazo de treinta años, con cinco de carencia, y la operadora podrá ir disponiendo de los fondos en función de sus necesidades.

   Renfe tiene en marcha desde el pasado año un plan de compras de distintos tipos de trenes con el fin de renovar y ampliar su flota, fundamentalmente la de Cercanías, en el marco de los planes de mejora de este servicio.

   Estos procesos de compra de material rodante están actualmente en fase de presentación de ofertas. En algunos casos ya se presentaron antes de la crisis, pero en dos de los contratos este trámite quedó aplazado por coincidir unos días después de la declaración del estado de alarma.

   En concreto, uno de los dos contratos en los que la remisión de propuestas por parte de los fabricantes quedó en suspenso es el de suministro de 105 trenes para tráficos de Media Distancia (regionales) y su posterior mantenimiento por un importe de total de 1.322 millones de euros.

   El otro pedido afectado es el de los que serán primeros trenes de Cercanías híbridos y de eje variable, esto es, capaces de combinar la tracción diésel y eléctrica, y de circular también por líneas AVE. En este caso, abarca la adquisición de 38 unidades por un importe de 474 millones de euros.

   Por contra, en los últimos meses, Renfe ya recibió ofertas a dos contratos, a un pedido de trenes de vía estrecha y Cercanías y al que está considerado `contrato estrella` del plan de renovación de flota. Se trata de la compra de 211 unidades de Cercanías y su mantenimiento, un pedido estimado en 2.756 millones de euros.

   Renfe firmará este préstamo en plena crisis, que además afecta de forma particular al transporte, y después de que al cierre del primer trimestre del año presentara una deuda de 4.114 millones de euros, importe un 1,5% inferior al de la conclusión de 2019.

  IMPACTO DE LA CRISIS.

   La compañía pública ya registró en esos tres primeros meses del año el impacto de la crisis a pesar de que el estado de alarma y la restricción de la movilidad tuvo lugar en la segunda quincena de marzo.

   No obstante, Renfe ya cerró el trimestre con un descenso del 17,7% en los ingresos generados por el tráfico de viajeros en sus trenes AVE y Larga Distancia, que se situaron en 274 millones de euros, tras contabilizar una caída de viajeros del 16,9%.

   La compañía ferroviaria ya ha devuelto más de un millón de billetes de tren desde que se decretó el primer estado de alarma, los que los viajeros habían adquirido con antelación para viajar desde el 14 de marzo y que no han ido pudiendo utilizar por la limitación de la movilidad

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here