Calviño ve «difícil de entender» las solicitudes de parón total de la actividad

0
31

La vicepresidenta tercera y ministra de Asuntos Económicos y Transformación Digital, Nadia Calviño, ha defendido este lunes la continuidad de las actividades esenciales en la economía española para que pueda continuar funcionando el sistema sanitario y para asegurar «cuanto antes» la recuperación económica tras la crisis sanitaria.

   Así lo ha señalado Calviño en una rueda de prensa telemática desde el Palacio de la Moncloa, junto al ministro de Sanidad, Salvador Illa, en la que al ser preguntada por las peticiones del cierre total de la actividad productiva o solo permitir las actividades esenciales, ha defendido que la acción del Gobierno está guiada por las recomendaciones sanitarias y se ha coordinado con el resto de gobiernos de la UE y las comunidades autónomas.

   Calviño ha recordado que la semana pasada se adoptó la declaración del estado de alarma que «de facto supone el catálogo de medidas de contención más fuerte del entorno», y ha recalcado que además de adoptarse medidas se están ejecutando, algo «absolutamente clave» para dar respuesta a la crisis sanitaria.

   En este sentido, ha subrayado que ya se está en una situación en la que se garantizan solo las actividades esenciales y aquella actividad que se puede desarrollar mediante trabajo a distancia porque no pone en riesgo la seguridad de los trabajadores, así como la necesaria para que opere el sistema sanitario.

   «Para que un hospital funcione es indudable que tiene que seguir funcionando la industria química y farmacéutica del país, y tiene que seguir funcionando el transporte para ir a trabajador, y la industria textil tiene que seguir suministrado vestidos y el agroalimentario, alimentación», ha añadido.

   Por ello, ha dicho ver «difícil de entender» las solicitudes de parón total de la actividad o de prohibición de todo trabajo salvo el básico porque ya hay una «actividad económica muy ralentizada y se están dirigiendo a actividades esenciales». Incluso, ha dicho, se está reorientando el suministro a equipamientos de materiales imprescindibles para atajar la crisis sanitaria.

   A este respecto, Illa ha afirmado que «lo peor es decretar medidas que no se cumplan», y ha defendido que lo «mejor» es ejecutar las medidas en la prolongación del estado de alarma hasta el 11 de abril, si bien ha apuntado que se analiza diariamente la evolución y «si en algún momento hiciera faltan medias adicionales», se implementarían. En todo caso, ha insistido en que las medidas actuales son las «más drásticas» en la UE.

   Por consiguiente, Calviño ha recalcado la importancia de ver que se ha producido un cambio «muy significativo» de la actividad económica desde primeros de marzo y a raíz del reforzamiento de las medidas de contención del virus y hay un impacto «muy significativo» en la economía, pese la «relativa normalidad» en el sector agroaliemntario y de servicios básicos (luz, agua, gas y telecomunicaciones).

  RECUPERACIÓN «CUANTO ANTES» Y «SIN DEJAR A NADIE ATRÁS»

   Preguntada por el informe de S&P en el que mantiene el ráting a España pero prevé que el PIB caiga un 1,8% en 2020, Calviño ha apuntado que la estimación de la agencia de rating contempla una «ralentización importante» este año que se vería compensada con una aceleración económica «muy intensa» entre finales de año y 2021, con lo que el crecimiento acumulado en ambos años no se verá alterado.

   La vicepresidenta tercera ha aseveredo que el Gobierno está centrado en tratar que la crisis sanitaria sea «lo más corta posible» y se cubran «bien» las medias económicas y sociales ante el impacto del Covid-19 para «no dejar a nadie atrás».

   El objetivo es «entrar cuanto antes en una fase de crecimiento económico y sobre la base de los fundamentos económicos poder recuperar la senda de crecimiento y prosperidad que el país necesita a partir de que dejemos atrás la crisis sanitaria», ha agregado.

   Tras reunirse telemáticamente con los agentes sociales, Calviño ha dicho que se ha constatado que las medidas de contención reforzadas adoptadas por el Gobierno la semana pasada están «ralentizando significativamente» la actividad económica en España, conforme a los datos de consumo energético o de uso de medios de transporte.

   Por ello, ha indicado que hay un «acuerdo total» entre los agentes sociales sobre la prioridad de proteger la salud de los ciudadanos y de los trabajadores que siguen acudiendo a sus puestos de trabajo y que es «clave» evitar el cierre de empresas y minimizar las pérdidas de empleo, para evitar un «impacto estructural» que suponga un «lastre» para la recuperación económica a posteriori.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here