Los Balnearios afirman que la suspensión cautelar de los viajes del Imserso no les afecta

0
51

Estos establecimientos están adscritos a un programa independiente, el Programa de Termalismo Social

   MADRID, 6 (EUROPA PRESS)

   La Asociación Nacional de Balnearios (Anbal) ha manifestado este jueves que la suspensión cautelar de la licitación de los viajes del Imserso determinada por el Tribunal Administrativo Central de Recursos Contractuales (TARC) no afecta a sus establecimientos, ya que desde hace 30 años existe un programa diferenciado, el Programa de Termalismo Social.

   Este programa, del que se benefician más de 200.000 personas al año, se renovó con acuerdo entre las partes y fue aprobado por el Consejo de Ministros el pasado mes de diciembre para los próximos dos años, con posibilidad de prórroga de un tercero.

   En él participa el 95% de los balnearios existente en España, un total de 110, por lo que señalan que «el impacto que genera en el sector cualquier duda sobre su suspensión o la interpretación de que de momento no se pueden hacer reservas tiene una gran repercusión en el funcionamiento del sector», del que dependen 10.000 trabajadores.

   Anbal ha señalado que la suspensión cautelar ha generado confusión entre los pensionistas españoles y ha asegurado que esto puede tener «graves repercusiones para el sector».

   La suspensión cautelar establecida por el TARC responde a la impugnación por parte de los hoteleros a los pliegos del concurso de los viajes del Imserso para las temporadas 2019/2020 y 2020/2021 por «los perjuicios de difícil o imposible reparación que pudieran derivarse de la continuación del procedimiento de licitación».

   La Confederación Española de Hoteles y Alojamientos Turísticos (CEHAT) impugnó a principios de mayo los pliegos del concurso de los viajes del Imserso, tras recibir luz verde de las 51 asociaciones hoteleras a las que representa (15.000 establecimientos y 1,8 millones de plazas), por considerar que «lesionan gravemente» los intereses del sector y ser «absolutamente incompatibles» con el producto de calidad que deben ofrecer.

   Según denuncian, los paquetes «suponen una rebaja del 8%, 10% y hasta el 12% sobre los precios de mercado». Dicen que, para evitar las pérdidas, el precio por persona y día debería situarse en el entorno a los 25 euros (actualmente está entre 22,10 y 22,50 euros) teniendo en cuenta todos los servicios.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here