Ana Botín pide al Gobierno racionalidad fiscal para que la economía crezca de modo sostenible

0
93
 

La presidenta del Santander, Ana Botín, ha defendido la importancia de una política fiscal ortodoxa que permita que la economía crezca de forma sostenible, consistente en pagar impuestos solamente donde se generen beneficios.Afirma que el banco cuenta con planes de contingencia que le hacen estar perfectamente preparado para el Brexit, sea cual sea el escenario final

   La presidenta del Santander, Ana Botín, ha defendido la importancia de una política fiscal ortodoxa que permita que la economía crezca de forma sostenible, consistente en pagar impuestos solamente donde se generen beneficios.

Así lo ha indicado Botín durante la presentación de los resultados anuales de 2018, ejercicio en el que obtuvo un beneficio neto de 7.810 millones de euros, un 18% superior a las ganancias de un año antes.

La directiva ha explicado que el Santander tiene una tasa impositiva del 35%, lo que le ha llevado a pagar unos 5.200 millones de euros en impuestos en 2018. “No tiene sentido pagar dos veces por lo mismo o pagar un gravamen por pérdidas”, ha recalcado.

Se ha referido en este sentido al hecho de que la entidad que preside deba pagar impuestos en el país donde genera beneficios y luego volver a someter las ganancias restantes que se traen a la matriz a nuevas imposiciones, o que los accionistas, sobre todo los minoritarios (en torno al 40%), tengan que aplicar retenciones a los dividendos recibidos.

En suma, Botin ha dicho que es “importante” la ortodoxia fiscal para no terminar cargando el mayor coste a los clientes en el acceso al crédito. Con todo, ha reconocido que los gobiernos nacionales están “haciendo mucho”.

Por otro lado, ha destacado que la economía española crece por encima de la media europea y la ha calificado de “equilibrada”. “Es muy importante que sigamos con este proceso”, ha apostillado la presidenta del Santander.

PERFECTAMENTE PREPARADO PARA EL BREXIT

Asimismo, Botín ha subrayado que el Santander cuenta con unos planes de contingencia “perfectamente preparados” sea cual sea el escenario final en el que se haga efectivo el Brexit.

No obstante, ha admitido que un `divorcio` sin acuerdo tendría efectos negativos para la economía británica, por lo que pide evitar a toda costa que esto ocurra. “Una salida con acuerdo debe ser el interés de todos, tanto de los europeos como de los británicos”, ha aseverado.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here