La UE impondrá aranceles definitivos del 25% a productos de acero de terceros tras subir EEUU los suyos

0
40

La Comisión Europea ha notificado a la Organización Mundial del Comercio (OCM) la intención del bloque de imponer aranceles definitivos del 25% a las importaciones de 26 categorías de productos de acero de terceros –cuando superen un tope determinado– para salvaguardar a los productores europeos y frenar el desvío de exportaciones de acero al mercado europeo a raíz del arancel del 25% al acero impuesto por la Administración estadounidense de Donald Trump.

El Ejecutivo comunitario ha propuesto imponer aranceles definitivos del 25% a 26 categorías de productos de acero para sustituir a las medidas provisionales que se aplican desde julio.

   Bruselas justifica la adopción de aranceles definitivos tras concluir en una investigación que inició en marzo en respuesta a la decisión de Washington de imponer un arancel del 25% al acero que las importaciones al mercado europeo han aumentado de forma significativa y espera que sigan aumentando.

Así, alega que la situación en el mercado del acero europeo se ha visto “agravada” por el desvío de las exportaciones tras el arancel restrictivo de EEUU tras recordar que la industria europea no se ha recuperado todavía “plenamente” de la crisis del acero mundial e insiste en que si siguen aumentando las importaciones de acero al mercado europeo habrá una presión a la baja de precios.

El Ejecutivo comunitario ha aclarado que su propuesta introduce “algunas variaciones” respecto a las medidas provisionales en vigor -que sólo pueden aplicarse 200 días como máximo–a fin de “preservar los flujos comerciales tradicionales” como, por ejemplo, el hecho que los principales países proveedores será sometidos a topes de contingencia individuales, basados en sus propias importaciones históricas”.

Los Estados miembro deberán dar su visto bueno a las medidas propuestas por la Comisión-algo que se espera que hagan a mediados de enero–, para que el Ejecutivo comunitario pueda aprobar formalmente los aranceles definitivos.

La Comisión tomará una decisión final sobre los aranceles definitivos en consultación con los Estados miembro antes de que concluya el plazo máximo para aplicar las medidas provisionales, que vencen el 4 de febrero. Los aranceles definitivos se aplicarían durante tres años, aunque se pueden revisar “si las circunstancias cambian”.

La notificación, que fue hecha el viernes pasado por parte de la Comisión Europea, es un paso necesario para respetar las normas de la Organización Mundial del Comercio para dar tiempo a los países afectados a mantener consultas con la UE antes de que se adopte una decisión final.

NUEVA RONDA DE DISCUSIONES CON EEUU

La comisaria de Comercio, Cecilia Malmström, se reunirá este martes en Washington con el representante de Comercio estadounidense, Robert Lighthizer, para “avanzar” en la agenda comercial acordada entre el presidente Trump y el presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, el pasado julio para tratar de frenar la guerra comercial por los aranceles al acero y aluminio de EEUU y las medidas de respuesta adoptadas por la UE y mantendrá discusiones trilaterales el miércoles con EEUU y Japón sobre “distorsiones” comerciales, ha anunciado este lunes el Ejecutivo comunitario.

Juncker y Trump han subrayado su deseo de “resolver” la disputa por los aranceles al acero y se comprometieron a trabajar “hacia aranceles cero” y para aumentar el comercio en servicios, químicos, farmacéuticos, productos médicos y de soja, entre otros.

SUBE LA IMPORTANCIACIÓN DE HABAS DE SOJA DE EEUU

Precisamente las importaciones de habas de soja de EEUU han crecido un 112% entre julio y diciembre de 2018 en comparación con el mismo periodo dal año anterior, hasta las casi 5,2 millones de toneladas, que representan el 74,5% de las importaciones totales al mercado europeo frente al 39% en el año anterior.

Estados Unidos se mantiene así como el principal exportador de habas de soja al bloque, muy por delante de su segundo exportador principal Brasil, cuyas exportaciones al bloque cayeron sin embargo hasta el 1,3 millones de toneladas entre julio y diciembre, un 19%.

El Ejecutivo comunitario da por hecho que las importaciones de EEUU crecerán todavía más tras su decisión de lanzar a finales de año un proceso para autorizar la utilización de habas de soja del país para la producción de biocombustibles en la Unión Europea, actualmente en fase de consultas.

La Comisión espera aprobar su uso “en las próximas semanas” tras concluir que los exportadores estadounidenses “cumplen los requisitos obligatorios de sostenibilidad” exigidos por la normativa europea.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here