Tubacex aumenta sus beneficios un 257,8% logrando un beneficio de 6,7 millones

0
89
Duplica su Ebitda hasta los 35,6 millones y, pese a las incertidumbres por las medidas proteccionistas, prevé una mejora de resultados en 2018

 

   Tubacex ha cerrado el primer semestre con un beneficio de 6,7 millones de euros, lo que supone un incremento del 257,8% respecto al mismo periodo del año anterior, mientras que sus ventas han crecido un 49,4% hasta los 360,6 millones.En un comunicado, la compañía ha subrayado que, tras haber atravesado tres años de la “peor crisis” de la historia del petróleo, los resultados de Tubacex muestran una “mejoría significativa”.

Además de aumentar sus ventas un 49,4% hasta los 360,6 millones y su beneficio neto atribuible un 257,8% hasta los 6,7 millones, ha duplicado su Ebitda hasta alcanzar la cifra de 35,6 millones. Según ha destacado, estos resultados han sido fruto de las mejoras operativas y el avance en la ejecución de la cartera de productos de alto valor añadido.

El capital circulante cierra el semestre en 206,3 millones de euros, lo que supone una disminución de 10,8 millones con respecto al primer trimestre del año. Esta cifra, según ha precisado, está directamente ligada a proyectos plurianuales integrales actualmente en fabricación, principalmente en tubos para la extracción y producción de gas (OCTG) y Umbilicales.

REDUCCIÓN DE LA DEUDA NETA

Por su parte, la deuda financiera neta se ha reducido 13,6 millones de euros con respecto al cierre de 2017 y en 23,3 millones con respecto al primer trimestre del año, situándose en el cierre de junio en 239,9 millones. La compañía ha subrayado que más del 80% de esta deuda está ligada al capital circulante de la empresa ya vendido.

El ratio de deuda financiera neta sobre Ebitda ha descendido del 9,8x de cierre de 2017 al 5,5x actual. Tubacex ha apuntado que este ratio de endeudamiento, todavía elevado, corresponde a una situación coyuntural debido a un Ebitda que “aún está afectado por la débil situación de mercado y el alto nivel de circulante vinculado a los importantes proyectos en cartera”. El Grupo prevé que el proceso de desapalancamiento gradual se mantenga en la segunda mitad de 2018, hasta situarse en un nivel cercano a 3x sobre EBITDA a cierre del año.

Por otra parte, Tubacex ha destacado la “sólida” estructura financiera del Grupo con una posición de caja alta y cercana a los 150 millones, que, según ha indicado, incluso en el peor de los escenarios permitiría hacer frente a los vencimientos de los próximos tres años.

El consejero delegado de Tubacex, Jesús Esmorís, ha afirmado que esperan una “mejora significativa de resultados” apoyada en cuatro ejes estratégicos en los que, según ha destacado, han seguido trabajando e invirtiendo “a pesar de la crisis vivida”. “El peso creciente de los productos de alto valor añadido vendidos directamente al usuario final, el aumento de la competitividad y flexibilidad productiva, la apuesta por la innovación y nuestra filosofía basada en la mejora continua, son la base de la mejora de resultados y márgenes que anticipamos para este año”, ha apuntado.

Esmorís ha indicado que dejan “atrás tres años de una grave crisis” y, a pesar de la incertidumbre macroeconómica en el corto plazo, miran “el futuro con el optimismo de saber que se está trabajando sobre los pilares que permitirán cumplir los objetivos estratégicos y convertir al grupo en en un proveedor de soluciones tubulares premium para el sector de la energía”, ha afirmado.

En este sentido, ha apuntado que, para los próximos meses, no se esperan cambios significativos en el mercado ya que los anuncios de incrementos de inversiones en el sector “tardarán tiempo en traducirse en una mayor demanda de productos del Grupo”.

Por otro lado, ha subrayado que la actual coyuntura internacional y la situación de “incertidumbre” provocada por las medidas proteccionistas de algunos países están ralentizando la toma de decisiones finales de inversión. A pesar de ello, considera que la cartera de productos Premium permite anticipar una mejora de resultados en 2018. “Sin embargo, es difícil estimar las consecuencias derivadas de dichas medidas proteccionistas y sancionadoras a cierre del ejercicio”, ha advertido.

MERCADOS

Respecto a la evolución de su actividad por mercados, el sector de extracción y producción de Petróleo y Gas representa el 50% de las ventas del Grupo, basado en la ejecución de la cartera de pedidos de OCTG y umbilicales.

Tubacex ha indicado que las sanciones anunciadas por EEUU a ciertos países en mayo y que entrarán en vigor en noviembre, “si se diera el peor de los escenarios y aunque aún es pronto para valorar cuantías”, podrían afectar a entregas planificadas para 2019 y 2020 de un pedido en cartera de OCTG. No obstante, ha apuntado que el efecto de dichas sanciones se podrían mitigar por la existencia de “proyectos muy relevantes” en Oriente Medio y el este de Europa para este producto.

Por su parte, el sector de generación eléctrica supone el 17% de las ventas y está actualmente en proceso de normalización tras el parón sufrido en 2017. Según ha destacado, prueba de esa normalización ha sido la adjudicación por parte de Tubacex en el primer semestre del año de seis importantes pedidos en Asia tanto para tubo de calderas como de sistemas de tubería de alta presión.

En el sector Mid y Dowstream, el aumento de las inversiones y en general de la actividad se encuentra actualmente en EEUU y Oriente Medio.Desde el punto de vista geográfico, Tubacex destaca que Asia se mantiene como el principal mercado del Grupo con un 60% de las ventas debido a su alta exposición al segmento de extracción y producción de petróleo y gas y al de generación eléctrica.

Según ha añadido, las previsiones de crecimiento de esta región se mantienen “elevadas” para los próximos años, por lo que el Grupo está reforzando su presencia industrial y comercial en esta área.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here